Mastering

¿Qué es el mastering?

La masterización es el proceso ubicado entre la fase de mezcla y la etapa de publicación. Es por tanto, el momento adecuado de aplicar esos últimos retoques que sean capaces de llevar el trabajo hasta donde habías imaginado. | Más Información
En principio se trabaja sobre un archivo L-R, esto es, sobre la mezcla, aunque existe la posibilidad de procesar sobre mezclas de arquitectura semi-abierta en lo que se conoce como masterización por Stems. | Más Informacion

¿Qué significa Loudness war?

Actualmente nos encontramos en una situación Caótica fruto de la desorganización que nos ha sumergido en una carrera en búsqueda de mayor y mayor volumen. | Más Información
Nuestra recomendación es basarse en los parámetros que estableció Bob Katz por considerarlos bastante acertados. | Más Informacion

¿Analógica? ¿Digital?

Nuestra actual filosofía es la de combinar ambos sistemas. La calidad, el sonido agradable y fácil de escuchar del sistema analógico y la flexibilidad y capacidades del digital.

¿Cual es el equipamiento de Euridia con el que realizáis las masterizaciones?

En ambos mundos poseemos el mejor equipamiento del mercado. Nuestra cadena de procesado analógico posee un total de 30 Válvulas, y el procesado digital se lleva a cabo con una resolución de 48Bits en nuestras dos Powercore 6000 y hasta en 64Bits en algunos de nuestros programas nativos.

Convertidores:

Varios:

Drawmer Three-Sum

SPL M/S Master

Kahayan Controlroom

Nuestras Tarifas (IVA incluido)

1 track solo, 66€. Hasta 15 tracks, 55€ por cada uno. A partir de 15 tracks, 50€ por cada track.
Mastering por Stems (máximo 5 Stems, consultar en caso de que sean más):
1 track solo, 70€. Hasta 15 tracks, 60€ por cada uno. A partir de 15 tracks, 55€ por cada track.

Precios de Singles y EPs:

1 Track………………………………….. 66€

1 Track+su Dub (o Instrumental version)…90€

2 Tracks………………………………….110€

2 Tracks+ 2 Dubs (o Instrumental version)..165€

4 Tracks…………………………………..220€

Preguntas Frecuentes

¿Cómo debo mandar mis mezclas?

Puedes hacernos llegar tus proyectos a través de cualquier servicio FTP, Mega, Wetransfer, Google
Drive, Dropbox…etc.

¿En qué formato?

En un archivo estéreo entrelazado (interleaved) .wav o .aif. A 24Bits y a aquella frecuencia de muestreo en la que se haya realizado la mezcla.
En analógico consultar por e-mail previamente.

No entiendo eso del rms. ¿A qué nivel de pico lo mando?

Aconsejamos que los picos, queden a unos -2dBFs usando un medidor TPM. Si no tienes un TPM, o sea, si lo que tienes es un QPPM, un nivel de -4dBFs será un valor excelente.

¿Dejo silencio en la entrada de cada tema?

Algo de silencio por delante y por detrás del tema siempre será bienvenido. Con un segundo vale.

¿Debo o puedo meter algún compresor en el estéreo cuando estoy mezclando?

Si y no.
Durante la masterización los planos de los instrumentos siempre cambian algo a pesar de que tratamos que no sea así, por lo que un compresor-limitador durante la mezcla nos puede ayudar a ver como van a quedar los planos después de la masterización, pero una vez decidida cual es la mezcla final, es absolutamente necesario retirar ese limitador de la cadena.

¿A qué volumen mando las mezclas?

El rms de tu mezcla deberá rondar por norma general los -16/-20dBFs.
En medidores que sigan la normativa AES-17, los valores equivalentes serán de -13/-17dBFs.

¿Cómo me lo devolvéis?

Según lo que sea necesario en cada caso.

Si se va a publicar en vinilo, actualmente entregamos en formato digital a 24Bits con filtros y ecualización elíptica aplicada. Estamos intentando desarrollar una maquina surcadora para poder entregar en un futuro el master en disco de acetato.

Si se va a publicar en CD, devolvemos un DDP.

Si se va a publicar en plataformas digitales, entregamos en Wav, MP4- AAC, MP4 Apple, Lossless…etc.

No me entero, mucho lío.

No te preocupes, llegados el momento entraremos en detalle.

¿Qué es eso del DDP?

Las copias de CD audio no salen perfectas nunca, y si te diéramos un CD data no vendrían especificados ni los códigos PQ (espacio entre canciones) ni los ISRC (un código digital de cada canción, como si fuera una matrícula) ni el CD Text.

Los archivos DDP son completamente seguros ya que se comprueban con Checksum MD5 e incluyen CD Text y códigos PQ, ISRC y MCN, de modo que es el formato más utilizado hoy en día

¿Cuánto tiempo dedicáis a cada tema?

Variable. El primer tema puede llevar varias horas, pero a medida que vamos avanzando el tiempo por cada tema suele acortarse.

¿Le quitáis la DC?

La corriente continua se filtra en nuestros transformadores del equipo analógico de forma natural.
En principio no entregaremos el trabajo con DC offset y de hacerlo será dentro de valores inapreciables.

¿Debo pagar por adelantado?

El pago se efectúa al dar el Ok a la prueba que hacemos del trabajo. Una vez recibido el pago procedemos a masterizar el trabajo completo.

¿Cuánto tiempo tardáis?

Variable, pero aproximadamente una semana para masterizar un disco completo.

¿Masterizáis con valores en LUFs?

Sí, disponemos no solo de medidores de Loudness sino que contamos con avanzado software de control de volumen como el LC2n Loudness Correct de TC Electronic.

¿Puedo ir allí durante la masterización?

Sí, no solo lo aceptamos sino que lo recomendamos.

¿Hacéis copias?

Lo sentimos pero no hacemos copias. Podemos hacer un par de copias por proyecto, pero será necesario dirigirte a una empresa duplicadora, ya que nosotros no lo somos.

¿Masterizáis por stems?

Si. Puedes pedirnos presupuesto en ibon@euridia.net

¿Cómo debo escuchar las pruebas que me mandes?

Por un lado conviene tener presente que dado que en muchas ocasiones los proyectos que nos llegan han llevado meses o incluso años, es común que se de un efecto psicológico de pánico al más mínimo cambio, de modo que conviene oír la masterización con una mentalidad un poco abierta, o al menos, darse un tiempo para asimilar los cambios antes de pedir rectificaciones.
También es buena idea salir del entorno del estudio para realizar las escuchas en diferentes equipos de sonido y entornos acústicos.

¿Cuando das por terminada la masterización?

En principio cuando el cliente da el visto bueno.
Esto implica que pueden llegar a haber varias versiones o rectificaciones. Normalmente trabajamos mucho sobre un tema, y cuando se decide que ya está «en su punto» se utiliza para marcar una dirección al resto de temas del trabajo.
En ocasiones esta metodología es más flexible. Pongamos el caso de un recopilatorio, donde las diferencias entre los temas pueden llegar a ser muy grandes y realmente cada tema se convierte en un nuevo reto.

¿Por qué es bueno escuchar las masterizaciones en diferentes equipos?

Es buena idea, sí, dado que no queremos trasladar al producto final los fallos que existan en el sistema de escucha que se haya empleado en la fase de mezcla.

Un claro ejemplo, deberemos estar atentos a la frecuencia de sintonía de los monitores de la sala de mezclas, ya que los altavoces suelen incorporar un sistema de bass reflex que es resonante a una frecuencia determinada.

Dicho de otro modo, son frecuencias en las que la caja del monitor entra en resonancia y vibra más y más tiempo de lo que lo hace con otras frecuencias. Esto provoca que cuando la señal de audio en esa frecuencia se corta, esto es, cuando el altavoz debería dejar de desplazarse a esa frecuencia, en realidad no lo consiga. Un elevado factor damping del amplificador ayuda a parar el cono, pero no podrá hacerlo por completo mientras el apoyo del cono, esto es, la caja en sí, siga en movimiento.

Por tanto es normal que durante la mezcla se apliquen recortes mediante ecualización en esas mismas frecuencias tratando de solucionar un problema en la mezcla que realmente es tan solo del sistema de escucha. Durante la masterización es posible que recuperemos en cierta medida esos  cortes aplicados, dado que nosotros no tenemos estos problemas en nuestro sistema de escucha y podemos apreciar que no eran necesarios.

El problema es que al devolver las masterizaciones nos hemos encontrado numerosas veces con la insistencia en seguir aplicando esos recortes, hasta que el cliente, al realizar la escucha en otros medios, comprende que efectivamente no eran necesarios.

Es tan solo un ejemplo de que dado que los sistema de escucha no son perfectos, conviene utilizar varios con características diferentes para comprobar los diferentes comportamientos.
Nuestros monitores principales.

¿Entonces en los recopilatorios, masterizas cada tema independientemente?

Independientemente completamente no, pero sí que suele quedar un poco más de margen para que cada tema tenga su personalidad propia. El volumen tiene que ser el mismo para todo el trabajo, pero a niveles espectrales o tímbricos si que hay más libertad, pues no tiene mucho sentido obsesionarse con acercar un tema con sonido 50´s a uno con sonido 80´s. En todo caso es una cuestión de equilibrio

Pero, ¿entonces no habrá mucha "bola"?

Cuando vayas a escuchar a otro sistema y en otro entorno, las frecuencias que resonarán serán otras, por lo que no tiene mucho sentido aplicar cortes en las frecuencias específicas de resonancia de tus monitores. Quizás la “bola” en tu estudio esté en “Mi”, en tu coche esté en “Sol” y en tu casa esté en “Fa#”.

No debemos trasladar a la mezcla los problemas que se originan en los monitores.

Y mi sala de mezcla, ¿ cómo influye?

Pues por ejemplo con las ondas estacionarias.

También son importantes los tiempos de reverberación, la colocación de los monitores, la disposición de tus aparatos, el color espectral de la sala…..
Todos estos factores pueden hacer que el comportamiento de determinadas frecuencias sea virtualmente horroroso y te esté haciendo corregir con ecualización sobre la mezcla.

Y) Recomendamos

Te recomendamos visites a B.K.

¿Y por qué usar equipo analógico?

Consideramos que a nivel tímbrico el equipo analógico todavía está un paso por delante del digital a pesar de las tecnologías de sobremuestreo, así que usamos ambos mundos para obtener el mejor resultado.

Bueno, la gran pregunta: ¿A que volumen me lo vas a dejar?

Variable.

No tiene sentido obsesionarse con dar el mismo sonido a todos los estilos de música.

Existen unos estándars que consisten en dejar el rms a -20dBFs para música clásica, -14dBFs para música moderna «normal» y -12dBFs para música agresiva tipo metal, Techno…etc definidos por Bob Katz.

También existen normativas de control de emisión en Broadcast por parte de ITU, EBU y AES de las que hay varias revisiones, que parece que finalmente acuerdan unos niveles de emisión para música de -16LUFs y -1dBTP.

Te recomendamos visites a B.K.

También que entres aquí.

O aquí.

O aquí.